mercredi 10 août 2011

ALAN MOORE SOBRE LA ESCRITURA






"La escritura es la más elegante, sofisticada y de alguna manera más enigmática de las artes. Esto parte ya de su concepto, que conecta con ideas de la Cábala, de que puedes conjurar el Universo entero, todo el Universo concebible, con tan sólo diez dígitos y 22-24 caracteres. Quiero decir, el hecho de que lo que un escritor hace es expresar su pensamiento mediante un código tan sencillo y brutal (…) .Sólo con eso, un escritor puede transmitir la totalidad del contenido de su mente hacia la mente de otro individuo, incluida la cantidad de sorpresas guarda ahí dentro. Puede alterar la consciencia de la gente. Esto es, por supuesto, lo que la escritura hace, y no necesariamente en el buen sentido.







Quiero decir, cualquiera de nosotros ha visto algún culebrón cuando no tenía nada que hacer y se ha sentido ligeramente atontado después. Eso pasa porque se puede utilizar la escritura como un soporífero, dándole a la gente lo mismo un día tras otro, y manteniéndolos de esa manera dormidos. Pero también se puede utilizar el lenguaje para expandir sus conciencias.







Hay aspectos que no son maravillosos en absoluto. Creo que todos estamos de acuerdo con Orwell en que un vocabulario reducido dará lugar necesariamente a una consciencia reducida, igual que con la Neolengua de 1984, en la que el vocabulario había sido reducido a unos pocos miles de palabras con la esperanza de esclavizar mentalmente a la población, que sólo sería capaz de hablar ese lenguaje y por tanto de manejar ese limitado número de conceptos.







Creo que si aceptamos que esto es posible- y yo verdaderamente creo que lo es, teniendo en cuenta que el lector medio del tabloide The Sun sólo necesita unas 10.000 palabras para vivir, lo que, creedme, es una cantidad de vocabulario realmente penosa- si aceptamos que es así, el hecho de que limitando el lenguaje de la gente limitamos lo que son capaces de pensar, entonces también lo contrario debe de ser necesariamente verdadero.







(Esto se logra) expandiendo la cantidad de palabras y conceptos al alcance de la gente, poniendo esas palabras en órdenes nuevos, explotando las propiedades rítmicas de las palabras y utilizando las propiedades casi mágicas del lenguaje para invocar nuevas entidades o estados mentales o atmósferas para llevar al lector hacia mundos imaginarios completamente diferentes. Todas las cosas que la magia dice ser capaz de lograr son repetibles mediante la prosa ordinaria.







Creo que fue Aleyster Crowley quien dijo: “En realidad, un gran artista es superior a un gran mago”. Y yo diría que es verdad. Incluso añadiría que, en el sentido más puro, no hay diferencia entre los dos términos. (…)







Si piensas en ello, hay cosas en los libros que han causado guerras sangrientas, y que han cambiado por completo las civilizaciones en las que aparecieron, para bien o para mal. El inmenso poder de la palabra está presente en todas las partes del mundo que nos rodea. (…)







Las palabras pueden afectarte psicológicamente. Pueden cambiar el mundo entero. Sólo depende de lo en serio que te las tomes y del ingenio con el que las apliques."




(Extraído de su entrevista en Newsarama.com)





samedi 4 juin 2011

UN MINIPOEMA REIVINDICATIVO

LA PEQUEÑA VICTORIA DEL COMUNISTA ESQUIZOFRÉNICO



Primero vinieron a por mí.

Pero no me importó, porque yo

no soy


yo.

BUAJAJAJAJAJAJAJAJAAAAAAAAAAAA!!!


mardi 31 mai 2011

UNA BUENA MANERA DE VOLVER: MECÁNICA PLANETARIA EN LA LOUCHETTE, este VIERNES

Se hace saber a todo aquel que haya estado siguiendo el blog durante todos estos meses de vacío que estoy de vuelta por estos lares. Y que si me quiere ver en persona para cagarse en mis muelas personalemnte, puede venir el próximo viernes 3 a verme actuar en "La Louchette" (c/Noviciado 14) con el cuarto asalto de mi show poético-multimedia "Mecánica Planetaria".



Para recalcarlo más en vuestras débiles y perezosas mentes he hecho el anuncio que pueden ver en este enlace:








Y aquí tenéis el mapa para acudir:




Ver mapa más grande


Así que nada. Si venís sois bienvenidos. Y si no nos seguimos viendo por aquí.


¡Besos!