mardi 24 novembre 2009

ROUGE


Esta mujer que ahora me mira de reojo

pintando una acuarela de negro sobre rojo

con el dulce arabesco de un liguero de encaje

y el cabello que baila en ardiente oleaje;


Esta mujer que rompe las rejas de prisiones,

y ve los sentimientos tras de los corazones

en donde otros contemplan tristes monstruos de feria,


y levantó su casa sobre antros de miseria;


Esta mujer que grita, que me aprieta en sus piernas,

que acaricia mis versos, que devora mi esperma,

y al final me permite que descanse el resuello

en la almohada que empieza donde acaba su cuello;


Esta mujer que sopla la espuma de mis días

guardándome momentos en cajitas vacías,

y gestiona con tino los recursos escasos

regalando más vino del que cabe en su vaso;


Esta mujer tan cierta, tan mujer, tan inmensa,

que tan erróneamente me admira, porque piensa

que cabalgo palabras brillantes como estrellas,


ha de tener por cierto que lo mismo que aquella

luna de lucir yerto que del astro es espejo


esta luz es reflejo

de la luz que da ella.


5 commentaires:

  1. és el millor regal, després de tu...
    merci
    petons fluixets

    RépondreSupprimer
  2. ella es preciosa por todos lados, y no me costó ni dos minutos a su lado para saberlo.
    y sois tan bonitos los dos de la mano...
    pero en fin, a ti que te voy a decir...

    RépondreSupprimer
  3. Lo que me gusta de tu cuerpo es el sexo.
    Lo que me gusta de tu sexo es la boca.
    Lo que me gusta de tu boca es la lengua.
    Lo que me gusta de tu lengua es la palabra.
    Julio Cortázar.

    RépondreSupprimer
  4. Y yo estuve allí,
    viéndolo,
    escuchándolo en directo.
    Y fue como Woodstock 69
    o tal vez como Woodstick 92.
    Ho, ho, ho,
    y otra botella de grog.

    RépondreSupprimer
  5. ¡Caponataaaaaaaaaaa! :D

    Este poema es una cochinada de tres rombos.

    RépondreSupprimer