mardi 26 mai 2009

POEMAS: de "MECÁNICA PLANETARIA"


NIÑA DE LA CUEVA.




Niña de la cueva,
los campos azules
de encima de techo de mundo gigante
estar ya despiertos.

Grandes y tan bellos.

Los toros de nieve cambiantes
cabalgar al alba

jinetes de fuego sentados en ellos

dejar olvidadas sobre nuestra tierra
muchas cosas nuevas.

Y si tú dejarme

cogida de pelo de sol
yo llevarte
a descubrir ellas.


Niña de la cueva.


Niña de la cueva,
yo ser no valiente.

Yo hombre no firme.

Cachorro.

No fiera

de afilados dientes.

Todos de mi gente:
Cobarde,
decirme,

porque tener miedo
cuando después rojo final de los días

arriba
en oscuro

grande bestia negra de nombre “Futuro”

guiñarme mil ojos.

Y yo tener claro que yo ser no fuerte.
y yo tener claro que ser no guerrero.
que fácil por muchos asustarme
pero

sin duda
sin miedo

yo manos desnudas subir lejos,
fuera

a cazar de cena la carne del cielo
si tú tener hambre,


Niña de la cueva.

Porque,
por tú verme,
caminar erguido
y quitar con agua maloliente lodo de mi piel,
y solo
para tú contarte
guardar muchas cosas aquí donde frente,
saber de corrido el nombre de todo.

Y aunque por ser débil
y ser poca cosa
y no ser capaz de cazar ni una cabra,
no tener yo piel para hacer tú vestido

Niña de la cueva
para que tú hermosa
yo tallar tú estas piedras preciosas
llamadas “palabras”.

Y cuando los miedos agarrarme el pecho
y el frío azotarme en agujero estrecho
que yo llamo cama
Sentirme valiente,
sentirme caliente
por saber que

yo

No querer mañana

No querer planetas. No querer cohetes.
No querer ciudades. No querer antenas.
No querer la bomba, la radio, la tele.
No querer tejanos.
No querer motores.
No querer el nylon.
No querer la imprenta.
No querer comercio.
No querer las leyes.
No querer la banca.
No querer polea.
No querer palanca.
No querer el templo.
No querer moneda.
No querer la espada, no el cuero, no el arte.
No querer el hierro.
No querer la rueda.
No querer el habla.
No querer el fuego.

No querer ser hombre.

No querer ser nada



si tú no quererme






Niña de la cueva.

7 commentaires:

  1. tan poco evidente, tan troglodita y tan bonic

    RépondreSupprimer
  2. Yo una vez pensé en escribir una historia de amor cavernícola. Pero se me había olvidado hasta ahora que he visto esto.

    RépondreSupprimer
  3. No permanece vacío tu blog.

    Es precioso... ¿te inspiraste en algún alumno de 3º de E.S.O.?

    RépondreSupprimer
  4. Mui guapo Daniel. ¿Cuándo podremos vete n'Asturies?

    RépondreSupprimer