mercredi 29 avril 2009

CANCIONES PARA EL APOCALIPSIS (1): "IT´S THE END OF THE WORLD AS WE KNOW IT (AND I FEEL FINE)", por R.E.M

Es el fin del mundo tal y como lo conocemos (y me siento bien). Me parece que a un, pongamos, noventa y dos coma cinco por ciento de nosotros, hispanos angloparlantes, éstas serán las primeras palabras que nos vendrán a la cabeza si nos preguntan por temas musicales que puedan amenizar nuestro armageddon de bolsillo. Seguro que una gran mayoría entre la que me incluyo conocerá este fantástico tema de R.E.M. (nada más cool y que dé más relumbrón que pronunciarlo ariém) gracias al oscuro disco "The Best of Ariém", publicado por su antigua compañía de discos IRS (iarés) allá por el 91, tras el arrollador éxito del álbum "Out of time". (¡Porque, atención, muchachos!. ¡ "Out of Time" NO es el primer disco de los Ariém!).
Pero es, cómo no, en la wikipedia en donde damos con su verdadero origen. Según ésta, el alegre jingle fue publicado en su álbum de 1987 "Document", y basa su melodía básica en otra canción de los mentados ariemses, una llamada "Bad Day", que apesar de ser escrita mucho antes no vio la luz hasta el año 2003.

Sobre su letra, Michael Stipe cuenta que la idea le vino después de tener un sueño en el que se vío en una fiesta donde todos los invitados tenían las iniciales L.B. (de ahí las menciones a Lenny Bruce, Leónidas Breznev, Leonard Bernstein y Lester Bangs). Y es gracias a esta letra todos sabemos ya cómo empieza el fin. ("That´s right!. It starts with an earthquake..."). Sabemos eso, y sabemos que Lenny Bruce no tiene miedo (Lenny Bruce is not afraid). Y sabemos muy poco más. Apenas un guechi guechi guei for repetido en el que intercalamos el pegadizo estribillo mientras nuestras manos sacan chispas de la air guitar. Pero aaaaaaaaaaaaaay, gentecilla. Aunque todo suene tan apocalíptico-popero y tan así profundo-molón, aún no echemos las campanas a doblar por el fin de todo, ya que si buscamos un poco en la interneta y damos con la letra, bastarán apenas unas cuantas frases traducidas para darnos cuenta del terrible chascarrillo con el que la banda de Athens nos la ha colado. Sirva de ejemplo su comienzo:

"¡Qué guai! Comienza con un terremoto, pájaros y serpientes, un avión. Lenny bruce no está asustado. Ojo de un huracán, escúchate hacerte manteca. El mundo responde a sus propias necesidades, no olvides tus propias necesidades. Alimenta un golpe, velocidad, gruñe que no, no con fuerza. Estruendo confuso de la estructura de la escala con miedo a la altura, abajo la altura. Un cable ardiendo. Representación de los siete juegos en un gobierno de alquiler y un sitio de combate. Déjala, no estaba viniendo a toda prisa con las furias comiéndole el cuello. Equipo a equipo, los reporteros deslumbrados y bla bla bla"

Y creo que con esto vale. Porque continúa por estos lares. ¿No parece un poco raro?. Es casi como para decirnos a todos los milenaristas, agoreros y emos magnicidas que nos guardemos el pito, porque, señores, a mí me parece que...

¡ESTA CANCIÓN NO HABLA SOBRE EL FIN DEL MUNDO!.

Aparte del terremoto inicial, que puede ser interpretado de infinitas maneras, y de un par de frases que sí, que igual de algún modo poético pueden venir a representar un yo-qué-sé crepuscular, todo lo demás se va hacia el dadaismo más absoluto. Más bien me da que es el típico ejemplo de melodía pre-compuesta que se va rellenando con lo primero que nos viene a la cabeza. En plan "canto del loco style" pero con más clase.
Y que sí, que es un temazo de power-pop que no se lo salta un gitano, y que te pone a saltar desde el primerísimo acorde. Pero reconozcamos tiene muy poco de milenarismo y mucho de poetín burroughskiano juntando palabros al azar. Es decir, aunque puede quedar muy bien como sintonía de los créditos de nuestra peli de zombis, en un sentido digamos profundo lo que es servir, servir, pues no nos sirve.
Por cierto, que una vez leí que Michael Stipe se negaba en redondo a que las letras de sus canciones se incluyesen en los libretos de los discos. Afirmaba que eso era romper la poesía y el misterio, ya que no era necesario que el seguidor comprendiese la letra del todo, sino que se imaginase lo que quería decir.

Y no me extraña, vamos.


Con el tema en cuestión os dejo. Up with the pandemiamanía!!!






Aucun commentaire:

Enregistrer un commentaire